Niner SIR 9 REVIEW

Muy buenas bikepackers, hoy os voy a hablar de la bicicleta y el material que suelo utilizar para hacer bikepacking. Muchos han sido los comentarios en los últimos meses que he recibido para que hablara de mi bicicleta y explicara el por qué de la elección de cada componente. Así que vuestros deseos son órdenes:

Esta mountain bike de cuadro rígido es mi bicicleta personal y cada componente ha sido elegido y comprado porque me gustaba o porque lo tenía en casa previamente. Nada de lo que puedes ver aquí ha sido cedido por ninguna marca, así que no tengo ninguna presión ni obligación al respecto, lo que ves está porque a mi me ha gustado y considero que encaja perfectamente para el tipo de bikepacking que practico.

Como puedes ver se trata de una mountain bike de cuadro rígido fabricado en acero, más concretamente en tubería Reynolds 853. Es un cuadro Niner SIR 9 con el que llevo pedaleando los dos últimos años y lo que más me gusta de ella es su tremenda polivalencia. Probablemente no sea la mountain bike más rápida para hacer una carrera o marcha MTB, ni la mejor enduro rígida, ni la mejor escaladora, ni tampoco la mejor bici de montaña para viajar, pero hace todo lo que te he dicho (y mucho más) a un nivel altísimo sin necesidad de tener varias bicis en casa. No tiene la comodidad de una doble, ni avanza tan rápido como una gravel, pero sirve tanto para hacer cualquier viaje de bikepacking como para salidas cortas con los amigos los fines de semana.

Desde que la probé sabía que iba a ser mi próximo cuadro porque ya venía de usar varias dobles y buscaba un hueco de cuadro amplio, una tubería cómoda tanto para hacer kilómetros como divertida para meterme por zonas ratoneras y angostas. Y este cuadro Niner me ofrecía la comodidad y nobleza de un buen acero con efecto microsuspensión y una zona de pedalier blindada y muy rígida para transferir cada pedalada con mucha reactividad gracias a sus 430 mm de vainas en talla M.

Las zonas clave de este cuadro serían su pipa de dirección sobredimensionada que otorga mucha rigidez al tren delantero, la zona del eje de pedalier con refuerzos internos para jugar con la rigidez de la pedalada y la comodidad ante grandes impactos, las vainas con forma de espaguetti y las punteras rebajadas interiormente para eje 12x148mm Boost. Una maravilla hecha cuadro que a la postre deja un PVP hace dos años de 1.500€ (aunque ahora se puede conseguir por algo más de 1.000€ en Internet). En una época en la que el carbono y el aluminio es la norma, encontrar una cuadro ligero y cómodo de acero es una verdadera alegría. Niner no sólo tiene esta SIR 9 en su catálogo, como bien sabéis por este canal, la marca norteamericana presentó recientemente en EUROBIKE su modelo RLT 9 Steel 2020 que hereda parte de la tecnología implementada en la SIR 9 y que tanta fama mundial ha dado a éste cuadro.

En la parte ciclo esta SIR 9 está preparada para poder alojar tanto ruedas 27,5″+ hasta un balón de 3″ o ruedas 29″ hasta 2,4″, lo cual permite tener dos caracteres bien distintos tan sólo cambiando las ruedas. Las 29″ para trazados donde queramos avanzar mucho con cada pedalada e incluso tengamos pasos con rocas o raíces y las 27,5″+ para cuando carguemos la bicicleta con peso y queramos llevar las ruedas blindadas y algo más de agarre y flotabilidad.

Las ruedas 27,5″+ que podéis ver son unas Roval Traverse con aro de carbono y en ambos neumáticos llevo cubiertas Maxxis Rekon de 2,8″ con 120 tpi porque me encanta el agarre que tienen y la resistencia al uso por superficies muy abrasivas así como ante piedras afiladas. En el tren delantero monté horquilla de 120mm con eje pasante boost de 110x15mm. Los frenos hidráulicos son Shimano XTR con disco de 180mm delante y 160mm detrás porque me gusta su mantenimiento y potencia de frenada.

La transmisión, monoplato, es de 12 velocidades con un plato de 32 dientes, bielas de 175mm y un cassette 10×50. Me gustan las transmisiones monoplato en el sentido de que te olvidas de los cruces de cadena así como de los saltos de la misma, siendo una transmisión más ligera. Es verdad que su mantenimiento es más delicado, que con barro funcionan peor y que la cadena se desgasta antes, pero a mí me gusta. Salvo que vaya a enfrentarme a recorridos muy duros, el plato de 32 dientes que llevo me gusta para poder avanzar mucho en llano.

En cuanto a las zonas de contacto, llevo un sillín Power Expert de Specialized versión limitada Down Under con 155mm de ancho específicamente diseñado para mujeres… A mi no sólo me encanta estéticamente sino que su ergonomía me parece perfecta para descargar presión y poder pedalear muchísimos kilómetros sin notar presión alguna en la entrepierna. En cuanto a la tija llevo una telescópica de 100mm que pronto cambiaré por otra de 125mm o de 150mm, porque me encanta meterme por trialeras con la seguridad de un punto de gravedad bajo aprovechando los ángulos de 74 y 68º respectivamente en el tubo de sillín y en la pipa de dirección.

En la zona de manillar llevo potencia Race Face Atlas de 65mm y manillar Soma Dreamer con 50mm de rise y 30º de retroceso (backseep). Un manillar muy cómodo que me permite llevar un ángulo de cadera más abierto, una posición más alta para ver el paisaje y todo ello sin perder cualidades tanto bajando como subiendo. Ya es hora de que la gente empiece a ampliar el espectro de usos de manillar y es que en España, fuera del manillar recto para uso rally, no están muy extendidos los manillares ALT de doble altura o con retroceso, los manillares tipo H o cualquier otro manillar que quite algo de peso en la rueda delantera a fin de no hacer tan críticos los giros en curva. Es cierto que perdemos algo de aerodinámica pero ganamos en comodidad y son perfectos para bikepacking. La zona de manillar se complementa con puños de silicona Specialized, mando remoto de la tija telescópica y pulsador de piñones para cambiar las marchas.

En cuanto a las bolsas que utilizo de bikepacking, llevo una Defiant Pack de cuadro hecha a medida con enganche directo al cuadro mediante nueve tornillos. En la tija de sillín llevo una bolsa Porcelain rocket modelo Mr. fusion específica para tijas telescópicas de 12 litros y en el manillar ultimamente estoy utilizando un acople de triatlón de la marca Max´s System sobre el cual engancho una bolsa estanca mediante sendas cintas Voile al propio manillar. Puedo poner desde bolsas de 9 litros hasta 16 o más. Queda muy sujeto y me permite adoptar sobre la bicicleta una postura muy aero así como cambiar grupos musculares en largas jornadas de pedaleo. Es una adaptación algo más barata, puesto que el acople ya lo tenía, que haberme comprado un sistema Yaktrax o los de la firma italiana VAP. Me parece una buena opción para bikepackers que cubren carreras audax así como aquellos que os guste realizar salidas de muchos kilómetros donde podamos modificar nuestra postura sobre la zona de manillar. Algunos ciclistas de ultradistancia como Jay Petervary o Lael Wilcox utilizan acoples en sus bicis para las carreras audax. También utilizo un arnés de manillar de la marca Restrap y pequeñas bolsas de cuadro de la marca Blackburn. También es de la firma norteamericana el Anything Cage que suelo llevar cerca de la zona del pedalier cargado de una botella de 1,5 litros.

Espero que os haya gustado esta presentación de mi bicicleta. Una máquina que he ido cambiando con el tiempo algunos componentes y que es una auténtica bestia, un lobo con piel de cordero. Chao bikepackers!!!