NINER SIR 9 LEFTY OCHO SRAM AXS EDITION by BIKEPACKER

niner sir 9 lefty ocho 29 sram axs edition

Hoy vengo con vídeo muy especial pues sabéis que llevo entre manos el proceso de adaptación de mi bici de una MTB con ruedas de 27,5+ a una MTB con manillar curvo con ruedas de 29”. Y hoy ha llegado el día de presentaros la bici y contaros mis primeras impresiones sobre el cambio.

DE MTB A MONSTER CROSS
Como pudisteis ver hace algunos meses, he sometido a mi antigua MTB a varios cambios de cosmética para convertirla en una bici muy particular, muy personal. Digo esto porque probablemente esta bici quizá no encaje en cualquier usuario, pero espero que con este proceso pueda dar ideas de adaptación de tu bicicleta. Cuando le metí manillar curvo a esta bici, fue porque quería modificarla hacia un comportamiento más gravel. Pero ojo, esta no es una bici gravel. Es una mountain bike con manillar curvo que hasta la fecha podía identificarse con la categoría de ‘monster cross’, que ya expliqué en su momento lo que era y cuyo enlace al vídeo te dejo por aquí arriba por si no lo has visto.
Dicho esto, recuerdo que no es una bici de gravel puesto que la geometría de esta bici es de mountain bike. Pero yo he querido mantener esa geometría con manillar curvo y una horquilla de suspensión muy ligera, rígida y a la vez sensible. Pero no es una bici de gravel, ni tampoco una horquilla de gravel… Para eso Cannondale tiene una bici específica de gravel, la Topstone Carbon que ya probé hace unos meses así como una horquilla de suspensión específica para gravel que cubre mejor las necesidades del usuario gravel. La Lefty Oliver es la horquilla específica para gravel con 30mm de recorrido, de la cual hice una prueba y te dejo enlace a la misma por arriba por si acaso no pudiste verla.

Personaliza tu bici
Con este proyecto de bici que podéis ver he recuperado parte de la manera de montar bicis en los años 90 del siglo pasado. Y es que cuando llegó el mountain bike a España era bastante habitual montarte una bici por piezas. Algo que sigue sucediendo, pero es poco común y eso hace que muchas bicis tengan poco nivel de adaptación y personalización del usuario. Así que los componentes que has podido ver en todo este proceso han sido elegidos para transformar la personalidad de una bici que era un tanque como bici endurera rígida con la que poder afrontar marchas maratón y zonas bastante técnicas gracias a sus ruedas de 27,5+. Pero con el tiempo cada vez menos paso menos tiempo por caminos muy rotos y priman los recorridos con caminos anchos y de vez en cuando zonas técnicas. Así que el cambio hacia una bici con ruedas de 29” parecía bastante lógico y honesto para el tipo de mountain bike que practico ahora mismo. Y es que parte de estos vídeos están dedicados a intentar despertar el ánimo de personalizar vuestras bicis y hacer que cambien su comportamiento con ciertos cambios de componentes. De esta forma tu bici va creciendo con el estilo de mountain bike que practicas y es algo muy bonito poder disfrutar con una misma bici en escenarios tan distintos.

Lefty Ocho
En el caso de esta Lefty Ocho, tiene 100mm de recorrido y ahora usa un tubo de dirección cónico como todas las horquillas, lo que abre su uso a otras bicicletas que no sean Cannondale. Es una horquilla para bicis XC que destaca por un tacto sobresaliente que se puede sentir de manera muy directa en cualquier tramo, aunque donde más destaca es en zonas de bacheado continuo. Ahí la horquilla fluye como ninguna otra gracias a su sistema de rodamientos de aguja que permite recuperarse antes y más suave que cualquier horquilla de su rango.


Sigue empleando su propio diseño de buje, el mismo que en la anterior versión y para el cual hay multitud de opciones en el mercado a la hora de escoger ruedas.
Algunos datos de su diseño: el protector de la barra cuenta con una guía de SAG dibujada en su parte interior y tenemos un código QR en la parte alta de la horquilla que nos lleva a una aplicación con la que descubrir el interior de la horquilla en nuestro smartphone. A nivel técnico la versión de 29″ ofrece un offset de 55 mm mientras que la de 27,5″ es de 50 mm.
Desde luego es una horquilla que no te deja indiferente, especialmente en el terreno estético. O la amas o la odias y en mi caso está claro que me gusta y mucho. No sólo porque es distinta, sino porque es muy ligera y su comportamiento añade un espíritu racing que se percibe nada más subirte a la bici y dar la primera pedalead. Esta horquilla pide altas pulsaciones y rezuma aire de competición.

¿Qué he ganado?
Con las ruedas de 29”, la bici tiene ahora un carácter muy rodador y eso se percibe con medias de velocidad bastante más altas. La bici aparentemente es menos reactiva, pero gracias a que las nuevas ruedas son más ligeras tal circunstancia queda maquillada pues aceleran rápido y salen muy bien de curvas cerradas donde se suelen percibir ganancias marginales con ruedas con menos energía cinética rotacional.
Indudablemente se notan superiores en pasos con rocas grandes, escalones y raíces, donde el mayor diámetro aporta fluidez incluso si no pedaleamos a gran velocidad.
Más que ganar, la bici ahora tiene un comportamiento muy de bici MTB para pruebas maratón rally, pruebas de ultradistancia por monte o microaventuras S24O de una sola noche.
Pero especialmente cuesta arriba se muestra muy reactiva a invita mucho a subirse al manillar escalando con si estuvieras sobre una bici gravel. Así que si buscas altas pulsaciones el cambio es totalmente recomendable, eso si mejor que estés en forma para sacarle al máximo a esta configuración salvaje.

¿Qué he perdido?
Ahora la bici se muestra menos solvente en zonas especialmente técnicas con grandes rocas, pero en el mismo momento en el que le quité el manillar doble altura y le puse manillar curvo la bici empezó a estar más enfocada a dar su máximo pedaleando en llano, mientras que seguía defendiéndose en bajadas con mucha solvencia.
Otra de las cuestiones en las que he perdido algo es en cuanto al agarre lateral, pero es que frente a un neumático 27,5”+ una cubierta de 29” poco puede hacer por mucho que juguemos con las presiones. Ahora hay que ir más fino en las trazadas y tumbar un poco menos, pero es algo que sólo se percibe cuando la llevas al límite.
Ahora la bici no es el tanque bikepackero que era antes, pero lo cierto es que ahora hago pocos viajes de varios días y tampoco le sacaba tanto partido. Para haceros un símil con el mundo de la automoción, es como si usara a diario un todoterreno preparado para 4×4 extremo pero para ir al trabajo a la ciudad… Poco realista y poco honesto con mi actual situación y creo que en el cambio he ganado en unos aspecto y he perdido en otros. Lo mejor es tenerlo en cuenta para aprovecharla en esas salidas donde ofrece su mejor versión.